Bodas con lluvia, ¿qué hacer?

Llevas preparando todo el año el día de tu boda, preparativos, ceremonia, celebración, fotógrafo… Pero llega el día y sucede el imprevisto, resulta que a pesar de que celebras tu boda en verano está lloviendo. ¿Qué hacer en este caso? Lo primero no perder los nervios. Ante todo tranquilidad, si has leído antes este artículo tendrás una guía práctica para evitar pasar un mal día aunque llueva el día de tu boda.
Lo primero es tenerlo planeado con antelación, ten a mano un paraguas de color blanco, ideal para la novia y para que no llegue a desentonar con tu traje. Si has de salir o entrar de recintos como iglesia o desplazarte al banquete de tu boda, siempre es recomendable llevar un paraguas de mano, en ebay puedes encontrar de diversas formas y estilos, no es un gasto muy grande en comparación con otros complementos de la boda como el ramo y además puede servirte para el día a día.
También es aconsejable tanto para el novio como para la novia un calzado apropiado para estos menesteres, en ebay podéis encontrar botas de agua que os sacarán en diversas ocasiones de un apuro, tanto de barro como de charcos que se puedan formar en interiores o exteriores.
Recomendaciones previas al día de tu boda
El problema principal es si tu boda es en interior o en exterior. En el caso de que sea al aire libre lo mejor es tener un plan B. Si es en una finca o un campo, si el día se pone feo vas a tener que buscar un sitio para celebrar tu boda donde se pueda, en caso de lluvia, acomodar todo en un interior, tanto el decorado, mobiliario e invitados. También es muy acertado la colocación de carpas, si no hay zonas interiores para acomodarlo todo.

Busca un fotógrafo que tenga también en cuenta este tipo de inconvenientes. Para que podáis planear con antelación este tipo de imprevistos, en el caso lluvia, el fotógrafo ha de saber que aunque “es posible” realizar el reportaje en ceremonia y banquete, es muy poco probable que el reportaje de pareja se lleve a cabo. En esta situación lo mejor es que podáis pactar con vuestro fotógrafo la realización, en días posteriores de una sesión de postboda. Aunque también es aprovechable a nivel fotográfico una boda con lluvia, ¿no es maravilloso?

Lo mejor es que estéis muy atentos a la previsión del tiempo semanas antes de la boda para que tengáis margen de maniobra en caso de lluvia.
A pesar de todo el refranero nos dice que “Una novia mojada es una novia afortunada” y aunque no seais superticiosos nunca está de más conocer estos detalles. Otra tradición para “evitar” que el día de tu boda llueva es llevar huevos a Santa Clara, para de esta forma pedirle un buen tiempo.
Si quieres curarte en salud, lo mejor es que pongas tu boda en manos de un wedding planner, ellos sabrán que hacer en estos casos. ¡ Disfruta de tu boda !


¿Tu boda al aire libre?

¿Es mejor una boda a cubierto o al aire libre? Es importante este aspecto a la hora de elegir el sitio donde tendrá lugar el enlace. Siempre es mejor, según la época del año, un sitio u otro. Recomendaciones previas al día de tu bodaEstá claro que si la boda es a principios de abril, celebrarla al aire libre no es buena idea. ¿Pero y si la boda es en pleno Julio? En ese caso lo mejor es al aire libre, todo son ventajas.

La ceremonia y la celebración en el mismo lugar:

La ceremonia puede tener lugar en el mismo sitio, ¿no es maravilloso? Podéis confeccionar la ceremonia de vuestra boda a vuestro gusto, decorar el sitio como más os guste, elegir la duración de la ceremonia, etc.

Si es una boda con pocos invitados:

Muchas parejas tienen la ventaja de disponer de una casa rural para celebrar el enlace, lo mismo vosotros que estáis leyendo esto no disponéis de tanta suerte, ¿pero y vuestros invitados? Podéis investigar y llegar a un acuerdo con alguno de ellos. También podéis alquilar una casa rural en las afueras para celebrar allí vuestro matrimonio.

Decorados al aire libre:

¿No es maravilloso casarse a espaldas de un hermoso paisaje? ¿Un cielo azul? Ya lo creo que sí, el mejor decorado para tu boda puede ser una pradera, un monte o una cascada (nunca se sabe jeje). También las fotografías serán más bellas, gracias a la iluminación natural, lejos de los artificios del flash en una iglesia. Tus fotos de boda te lo agradecerán.

Tus invitados saben donde estás en todo momento:

Se acabaron los desplazamientos, con la ceremonia y la celebración en el mismo lugar, no os tendréis que ir a ningún sitio extra, con la consecuente pérdida de tiempo, estrés por respetar horarios, tráfico frenético, etc. Os libraréis de los incómodos desplazamientos, tan sólo es llegar y disfrutar de vuestro gran día.

Los fumadores no tendrán que salir a ningún sitio:

Partiendo de la premisa en que nadie debería fumar por cuestiones de salud, es mejor tener a los fumadores sentados cómodamente en su mesa para que sigan disfrutando del momento en vuestra compañía.

Yo siempre recomiendo a las parejas que su boda sea a ser posible (y siempre que las circunstancias lo permitan) al aire libre. Igual de respetable es que la pareja quiera casarse en una iglesia, pero claro, han de pensar en sus inconvenientes, aparte del gasto extra.


Calmar los nervios el día de tu boda parte 2

Pautas previas al día de tu boda Muchas veces las parejas acumulan estrés durante semanas o meses y esto lleva a un desenlace fatal el día más importante, o sea tu boda, en forma de tics, nerviosismo, tartamudeo, taquicardia, sudor, nerviosismo, visión borrosa y miles de cosas más, por este motivo hay que evitar a toda costa arrastrar el estrés acumulado para el día de tu boda, -¿y cómo lo consigo? Lo sé, es difícil, a veces es imposible estar completamente tranquilo, no creo que estés leyendo el artículo creyendo que vas a estar completamente tranquilo/a… Siempre estaréis nerviosos, pero aquí la cuestión es estar un poco más relajados, principalmente para disfrutar del día, de sus vivencias y emociones más intensas. Quiero enumerar algunas pautas importantes previas al día de la boda:

-Tener todos los cabos atados un par de semanas antes:

Importantísimo, no dejéis las cosas para última hora, debéis de atar y enlazar todo un par de semanas antes de la boda, ¿cómo se hace? pues acelerando procesos, sacando tiempo de debajo de las piedras (muy importante el factor tiempo). Lo ideal sería apuntar todos los pasos que debéis dar para organizarlo todo e ir tachando lo que ya habéis realizado, hasta tenerlo todo finiquitado. Aunque claro, aún teniéndolo todo bien planeado pueden surgir imprevistos, pero no es lo mismo afrontar un imprevisto en esas dos semanas con lo demás solucionado, que arreglar diez cosas a la vez…

Pautas previas al día de tu boda-Hacer deporte los días previos:

Importantísimo, el día de vuestra boda tenéis que estar en plena forma. ¿cuál es la mejor manera? haciendo ejercicio regular durante esas dos semanas, preferiblemente aeróbico cada dos días e ir a diario a pasear una hora aproximadamente. De esta forma el día de vuestra boda no estaréis agotados físicamente, estaréis ágiles para afrontar todo lo que os viene encima. Aparte de que vuestro ritmo cardíaco no se os disparará en los momentos de máximo estrés. Además de sudar menos, unas de las principales causas del excesivo nivel de sudor es, aparte de la temperatura, el aumento de las pulsaciones (a más pulsaciones mayor temperatura), el cuerpo para contrarrestar, enfría las zonas más vulnerables mediante líquido proveniente de las glándulas sudoríparas, principalmente las axilas, la frente, etc.

-Dormir 9 horas al día mínimo:

No valen excusas, si trabajáis durante esa semana, en cuanto terminéis para casa a hacer vuestros ejercicios y a dormir, nada de hacer otro tipo de actividades. Tened en cuenta que el día de vuestra boda estaréis muchas horas en activo, ya no sólo contando desde la ceremonia hasta la celebración, sino además los preparativos previos. Si trabajáis duro durante esas dos semanas, vuestros cuerpos os lo agradecerán y estaréis completamente despejados. Aparte de veros más atractivos para las fotografías de tu boda y ágiles mentalmente.

-Llevad una alimentación sana y ligera:

No digo que no lo estéis haciendo ya, pero si no es el caso, muy atentos a lo que os voy a decir, la alimentación en estos días ha de ser muy sana y equilibrada, a base de verdura y fruta, nada de comida rápida ni productos con una carga considerable de colesterol “del malo”. Llevando una buena dieta al menos en estas dos semanas estaréis más sanos el día de la boda, menos irascibles, vulnerables y menos apáticos… nunca está de más perder sobrepeso, aparte de para enfundaros bien los trajes, para que estéis más cómodos con vosotros mismos. La pérdida de unos “kilitos” sube mucho la autoestima, algo que os hará mucha falta el día de vuestra boda.
Si podéis juntar todos estos consejos y añadir la toma de infusiones; valeriana, lavanda, manzanilla, verbena, salvia, etc. mejor que mejor, junto con una dieta sana y equilibrada.

-Cuidado con los “vicios”

Pautas previas al día de tu bodaPrincipalmente el tabaco o el alcohol, las personas si tenemos este tipo de vicios acostumbramos a abusar más de ellos cuando estamos nerviosos. Si tienes en mente dejar estos hábitos perniciosos en un futuro próximo, ¿qué mejor momento que ahora? Lo cierto es que una novia con aliento a cenicero es bastante desagradable… Aparte de que vuestra salud se resentirá, si sois fumadores activos de un paquete al día, en estas fechas fumaréis más cantidad de lo habitual, para desencadenar las consecuencias en el día de vuestra boda, cansancio, tos, piel más seca, taquicardias, pausas reiteradas para beber/fumar, etc. Lo dicho, este tipo de vicios en una boda es algo muy desagradable. Alejaos de los malos humos.

Todas estas pautas son cruciales y las tendréis que llevar a rajatabla para poder disfrutar de unos de los días más maravillosos de vuestra vida. Podréis experimentar todas las sensaciones con total plenitud, estaréis despiertos, receptivos y sobre todo muy atractivos. Tendréis la mente más lúcida, sudaréis menos, más ágiles, menos estresados, etc. Y ante todo, para disfrutar de vuestro día y que sea un recuerdo bonito y no ese “fatídico”, cansado, estresado, duro y agitado día de vuestra boda. ¡¡ Haced los deberes !!


Calmar los nervios el día de tu boda parte 1

Recomendaciones previas al día de tu bodaEstarás pensando que eso es ¡Imposible!, pero lamento comunicarte que nada es imposible y que el día de tu boda puedes estar completamente relajado/a e incluso disfrutar de esos grandes momentos que te brinda esta gran oportunidad. Verás, ¡Es que soy la novia! y digo yo -Bueno, ¿y qué? (risas), no estés preocupada, disfruta del día, eres la protagonista del evento, todos te admirarán y querrán hacerse fotos contigo, no te obsesiones ni estreses en exceso, todo pasará en unas horas, disfruta del día.
El día de tu boda habrá cientos de personas que conoces, muchos de los cuales serán personas queridas de tu entorno -¿muchos? queda mejor que digas todos… -Ya me entendéis, no todos os van a caer igual de bien, la realidad es así.
Para empezar es mejor nada más levantarte que tomes alguna infusión que consiga relajarte, por ejemplo Manzanilla. Y ante todo no te mediques, es muy importante esta recomendación ya que todos los medicamentos conocidos tienen efectos secundarios indeseables, tales como cansancio, somnolencia, mareos, vómitos, etc. Lo importante es que estés al cien por cien de tus facultades mentales para todo lo que acontecerá en este gran día…

Continúa leyendo el artículo aquí: Calmar los nervios el día de tu boda parte 2